Brote Digital – Universidad de Chile

Síguenos:

descubrimiento-640x480-1

Anomalías en el descubrimiento científico de Kuhn

Dentro del debate y el conocimiento del saber, la ciencia siempre es utilizada como un eje principal. Ya sea por su “credibilidad”, debido a sus procesos de estudios y a sus conclusiones. No obstante, dentro de la ciencia siempre hay discrepancia y muchas veces tomamos teorías como ciertas. Un ejemplo sencillo sería “la selección natural”, teoría empleada por el naturalista británico Charles Darwin, utilizada para describir la evolución; algunos la utilizan como una fuente verídica y otros la refutan.

Sin embargo, como diría René Descartes en su libro El Discurso del Método, “no aceptar como auténtica cosa alguna que no supiese con evidencia que lo es; o sea, evitar con cuidado la precipitación y la prevención”. Esta frase nos ayudaría para describir con precisión de qué se trataría el conocimiento científico, ya que, a medida que se van realizando estudios, uno obtiene resultados. Resultados que podrían reafirmar nuestro conocimiento o cambiarlos rotundamente. Este último implicaría un descubrimiento.

Thomas Kuhn define que el descubrimiento “comienza con la percepción de la anomalía; o sea, con el reconocimiento de que en cierto modo la naturaleza ha violado las expectativas, inducidas por el paradigma, que rigen a la ciencia normal”. Por otro lado, él agrega que no se debe inducir que el descubrimiento correspondería a un acto único y simple, es decir, no siempre es asimilable a nuestro concepto habitual de la visión. No obstante, el descubrimiento podría dar paso a una revolución científica.

Pero para profundizar más entre las revoluciones científicas y el descubrimiento de las anomalías, hay que diferenciarlas con el desarrollo científico normal. Thomas Kuhn hace hincapié en que los cambios revolucionarios son diferentes y bastante más problemáticos que el desarrollo científico normal, debido a que ponen en juego descubrimientos que no se acomodan a los conceptos habituales. Empero, Kuhn destaca la presencia de la anomalía. ¿Qué es una anomalía? En términos simples, la anomalía correspondería a un fenómeno para el que el investigador no estaba preparado, ya que saldría de todo conocimiento que se tenía como habituado.

También, Thomas Kuhn explica tres características de la revolución científica: primero, son holistas, es decir, no van paso a paso, no se van creando ladrillos que sustenten este descubrimiento; 2do, cambian el significado de las palabras y las frases que se relacionaban antes de una anomalía. Incluso, este alteraría el conjunto de objetos o situaciones con los que se relacionan esos términos; y, tercero, implica un cambio esencial de modelo, metáfora o analogía, en palabras de Kuhn “un cambio en la noción de qué es semejante a qué, y qué es diferente”.

En cambio, el desarrollo científico normal correspondería a los ladrillos que contribuyen a este descubrimiento. Es decir, el paso a paso; complementando las leyes científicas. La mayoría de las leyes científicas, según Kuhn, son conocimiento científico normal, porque no existe la presencia de una anomalía. “No se puede pasar a lo nuevo mediante una simple adición a lo que ya era conocido”, explica Kuhn.

Copérnico vs Aristóteles

El modelo geocéntrico, postulado por Ptolomeo y Aristóteles, donde la tierra estaba en el centro del universo y el sol con las estrellas girando a su alrededor, ya no funcionaba porque no era capaz de hacer predicciones viables. Copérnico estudia el modelo geocéntrico y lo complementa con el de Aristarco de Samos, estableciendo un modelo heliocéntrico. Ahora, el sol sería el centro del universo y la tierra giraría entorno a él.

Para Thomas Kuhn, este modelo cambia totalmente el conocimiento antes mencionado por el sistema ptolemaico, debido a que pone en juego descubrimientos que no pueden acomodarse dentro de los conceptos que eran habituales antes de que se hicieran dichos descubrimientos. Antes de que este modelo tuviese lugar, el Sol y la Luna eran planetas, pero la Tierra no. Con el descubrimiento de Copérnico, la Tierra sería un planeta como Marte y Júpiter; el Sol era una estrella; y la Luna era un satélite. Además, Copérnico desafía la teoría ptolemaica, haciendo que esta sea completamente refutable.

Acá se presenta la anomalía, desempeñando un papel esencial en la preparación que daría una percepción de la novedad de un paradigma. Pero, ¿qué es un paradigma? El paradigma sería un concepto unitario que englobaría todo lo que se conoce en un momento determinado. Asimismo—retomando los puntos anteriores— este paradigma serviría como herramienta para el conocimiento científico normal, siendo el pilar de este conocimiento. Y si el paradigma actual no sirviese, se debe cambiar por otro. Es decir, la ruptura del paradigma por una anomalía crearía un descubrimiento, llegando a una revolución científica.

Las revoluciones científicas crearán una disyuntiva o disputa, ya que la anomalía genera un quiebre en las nociones que se tenían como habituales. Tal como el ejemplo nombrado en la introducción sobre la teoría de Darwin. Esta teoría puede ser completamente cuestionable; mas no podemos negar que crea un cambio del paradigma y, en base a esa teoría, se han creado más ladrillos—desarrollo científico normal— para solventar esta hipótesis.

¿Thomas Kuhn o Karl Popper?

Thomas Kuhn dedicó gran parte de sus ensayos para describir el conocimiento científico, destacando la revolución científica. También, hay quienes aseveran—como sería Julio Ostalé, profesor de lógica y teoría del conocimiento— que estas explicaciones realizados por Kuhn crearían un debate para la falsación como método de Karl Popper, quien explicaba que el conocimiento se realizaba a través del rechazo a cosas falsas.

En resumen, Kuhn refutaría el método empleado por Karl Popper, agregando una nueva forma del descubrimiento científico. Los ejemplos como los rayos-x, el oxígeno, la estructura del universo copernicana, entre otros que Kuhn ha mencionado, no cumplirían del todo las postulaciones de Popper. Todo lo contrario, demostraría que el descubrimiento científico se crearía en base al conocimiento normal y revolucionario, poniendo como gran factor la ruptura del paradigma gracias a la anomalía; creando otra forma de entender el conocimiento de la ciencia.

Empero, conociendo de manera general lo que sería el método de la falsación de Popper, nos crearían dos preguntas: ¿Sería el descubrimiento científico revolucionario y el paradigma la verdadera forma de llegar al saber?; ¿Kuhn tendría razón o estará equivocado? Sin embargo, no hay que negar que estos ensayos han perdurado en el tiempo y tienen un prestigio dentro del conocimiento científico.

Para poder adquirir mayor información leer:

Descartes, R. (2015). El Discurso del Método. Barcelona: Plutón Ediciones.

Kuhn, T. (1962). La Estructura de las Revoluciones Científicas. Chicago: Fondo de Cultura Económica.

Kuhn, T. (1989). ¿Qué son las revoluciones científicas? y otros ensayos. Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica.

admin

admin

comentarios

Comentarios

Posts relacionados

Posts

Columnas de opinión

Trending