Brote Digital – Universidad de Chile

Síguenos:

chernobil-serie-hbo-6-1559474134

Chernobyl: ¿Cuál es el costo de las mentiras?

han pasado más de tres años desde el estreno de la mini serie de HBO y más de 35 desde el verdadero incidente que aconteció en aquella planta nuclear ucraniana y, sin embargo, sigue dando de que hablar a día de hoy.

Es indudable que desde su estreno, en mayo del 2019, la serie dejó a las espectadores al borde del asiento  y causó una muy buena impresión en general no solo por su gran producción, sino que también por lo emocionante  y trágico de la trama, además de las grandes interpretaciones del cast principal.

Esta producción de 5 episodios se basó en el libro » Voces de Chérnobyl» publicado en 1997 por la periodista bielorrusa Svetlana Aleksiévich. En ella se nos muestran diferentes perspectivas del incidente, siendo el punto de vista de los trabajadores de la planta nuclear como el de los enviados por el gobierno soviético para resolver el problema los que más predominan.

Svetlana Aleksiévich

Pero pese a ello, también se exploran las vivencias de enfermeras, mineros, militares, bomberos y las familias de estos, los cuales se vieron afectados de manera directa e indirecta.

En términos simples, la trama gira alrededor de el profesor de tres protagonistas, Valery Legasov (Jared Harris), Boris Shcherbina (Stellean Skarsgard) y Ulana Khomyuk (Emily Watson), siendo los 2 primeros los enviados por el gobierno para evaluar el accidente, mientras que Khomyuk aporta una tercera opinión que muchas veces sirve para replantear ciertas decisiones.

El costo de las mentiras

A mi parecer, creo que el tema principal de esta mini serie va más allá del incidente, sino que más bien este sirve como la excusa perfecta para tocar un tema mucho más profundo que puede calar hasta la actualidad, siendo este el costo de las mentiras, como bien indica el título de esta review.

Esto ocurre debido a que, durante todos los capítulos, vemos como los personajes que están ligados directamente con el gobierno soviético hacen todo lo posible por bajarle el perfil a los efectos de este accidente sin precedentes en la historia de la humanidad, lo cual parte desde la misma cabeza del gobierno, hasta los propios subordinados en la zona de peligro.

Uno de los principales motivos para generar esta cadena de mentiras se basa en el orgullo y estoicismo del gobierno soviético, considerando que en aquel entonces estaban en plena guerra fría contra los Estados Unidos y este triste accidente no les benefició para nada, por lo tanto cortar las comunicaciones con el exterior y omitir información vital a los países vecinos no era algo para sorprenderse, con tal de mantener en alto el status de su gestión.

Para nadie debería ser sorpresa que una cadena de mentiras solo puede llevarte al desastre, puesto que esta deriva en una sucesión de decisiones tomadas en base a cosas que no son realidad, y que solo terminan afectando a gente inocente que nunca conoció la verdad del asunto.

Ante esto entramos en dilema ético sobre qué vale más, ¿el orgullo de la nación? o ¿la vida de las personas?, eso es algo que se responde de manera tajante en el último capítulo de la serie cuando un miembro de la KGB habla con Legasov. Siendo la KGB uno de los principales responsables en la tergiversación y ocultación de información, haciendo que los detractores o quienes no creían sus mentiras les deparara la cárcel o destinos peores.

Descontento en Rusia

Chernobyl es una serie que no se corta a la hora de mostrar las consecuencias directas e indirectas producidas por la explosión del reactor nuclear, sin embargo, al ser una producción televisiva, esta se toma ciertas licencias históricas a la hora de su producción con fines dramáticos.

Dentro de los más destacables se encuentra en algunos de los protagonistas, quienes en la serie se les presenta en medio de la acción, cuando en realidad se dedicaron a trabajar desde la lejanía, esto creado para darle más peso a los mismos y mostrarlos explícitamente de manera más heroica. Además, el personaje de Khomyuk en realidad no existió, fue creada a partir de los muchos investigadores que ayudaron a Legasov en aquella época, lo cual no me parece nada mal debido a la buena química que mantiene con el resto de protagonistas y en cuanto aporta a la propia trama.

Otro apartado que se exageró fueron los efectos inmediatos de la radiación en quienes fueren expuestos a ella y la cantidad de sangre que salía de los cuerpos, pese a que los efectos de una exposición alta a la radiación si son letales, no se producen tan rápido y de manera tan visible, sino que se volvía un enemigo silencioso.

Ante esto y otros aspectos cambiados con fines narrativos, desde Rusia manifestaron su descontento tildando la serie como una «caricatura», por lo cual desarrollarían su propia serie, pero que esta estaría centrada en una teoría que afirma que agentes de la CIA fueron enviados para sabotear la planta nuclear, siendo este el causante del accidente.

Cabe destacar que la recepción en el «gigante europeo» no fue generalizadamente mala, sino que fue divida, quienes más alzaron la voz en contra de la producción fueron aquellos cercanos al gobierno ruso.

Pese a todo esto, en términos personales,  Chernobyl es una serie más que recomendada no para informarse respecto al tema, (debido a su carácter dramático y de ficción) sino para disfrutar de una drama crudo y que tiene como base un accidente real, que no teme a ser crudo ni explicito, con grandes diálogos y producción. Además tienes un gran contenido que te hará reflexionar sobre ciertos temas en poco más de 5 horas, perfecto para ver en tus ratos libres.

admin

admin

comentarios

Comentarios

Posts relacionados

Posts

Columnas de opinión

Trending