Brote Digital – Universidad de Chile

Síguenos:

A-Star-is-Born-1

Imperfectamente perfecta: Análisis de «A Star is Born»

Cuando miras directamente a aquella persona se abre un mundo. Esos ojos que te llaman y despiertan el corazón, esas imperfecciones que te parecen perfectas y esa intimidad al estar a centímetros de sus misteriosos labios te dicen que este es el lugar de tus sueños. En el lenguaje cinematográfico esto – y mucho más – significa un primer plano y en esta película tendremos un vario pinto de colores, luces, primeros planos, música y una historia de amor clásica de Hollywood que nos dará una hermosa película llamada “A Star Is Born”.

Estrenada en 2018 y siendo la obra prima del actor, productor y director Bradley Cooper – conocido por protagonizar películas como “Hangover” – A Star Is Born – o “Nace una Estrella” – es un drama musical clásico en la industria cinematográfica norte americana, siendo esta la cuarta versión de esta historia llevada a la pantalla grande, y que de alguna forma las podemos utilizar para analizar la evolución del artista en de distintos periodos de tiempo, siendo Nace una estrella un retrato de la vida y consagración de artistas actuales y con todo lo que esto trae a cuestas, ya sean amores, soledad, vicios o el silencio posterior a un concierto lleno de gritos, ese punta pie que te da la realidad luego de bajar de la montaña que representa un escenario.

 

Jackson Maine interpretado por Bradley Cooper

La película parte con Jackson Maine – interpretado por el ya nombrado Bradley Cooper –, el cual es un músico en declive de su carrera, pero que de todas formas cuenta con un gran público que lo va a ver a sus conciertos – representado en la primera escena del film -. Jackson, al bajar del escenario decide emborracharse – por su alcoholismo – y detiene su limosina en un bar, en donde se presenta Ally – interpretada magistralmente por Lady Gaga – que canta una versión de “La vie en rose”. Jackson y Ally se ven y en ese momento se enamoran tanto de ellos como persona y además de el talento musical que ambos poseen, iniciando una historia de amor y de música que tocará temas como la industria musical y otros más íntimos como la depresión – normalizándola y siendo un aporte al cambio de paradigma en sentido que esta enfermedad puede venir de cualquier lado y a cualquier persona-.

Ally interpretada por Lady Gaga

Personalmente, catalogaría a Nace una estrella como la película norte americana por excelencia, diciendo esto de una forma no peyorativa, pues antes que el cine hollywoodense fuera una oda a la pantalla verde y cintas por encargo, fue la cuna del cine narrativo – que cuenta historias – a diferencia del cine latino americano o europeo que era – es – más discursivo, siendo ambas posturas válidas y necesarias para entender el séptimo arte. Esta película es una clase en si misma del lenguaje cinematográfico, manejando de forma magistral la puesta en cuadro – que es lo que veremos en pantalla – y en la utilización de la escala de planos, en donde el primer plano resalta dentro de todos. En la escena en que Ally y Jackson se ven por primera vez directamente a los ojos, el director nos presenta un hermoso primer plano del personaje de Gaga, volviéndose un momento íntimo entre ella y los espectadores – que de cierta forma, están en los zapatos de Jackson -. El primer plano es un plano muy difícil de trabajar en muchos sentidos, pues para el actor o actriz representa mostrar cada pequeña imperfección y cada detalle de su rostro – mencionando también la solidez dramática y facial que deben tener para que sean los segundos más atrapantes del film -, y por otra parte, es un plano complicado también para el equipo técnico, ya que deben utilizar todos los elementos que sean posibles para generar un sentimiento de cercanía y no caer en la incomodidad hacia el espectador, puesto que si no está bien realizado se volverá un momento muy raro al ver un rostro gigante en la pantalla de cine.

Un factor que la película maneja muy bien es el color y como este – así como la música – puede narrar al mismo tiempo que la cinta avanza. A lo largo del film se utilizan mezclas de colores con distintos significados, dentro de los que se encuentran: el naranjo y azul, que precederán a momentos fuertes y dramáticos. Los colores rojo y verde se dividirán en dos factores, por una parte será en los personajes, en donde el rojo le pertenece a Jackson – representando la carga emocional que trae el personaje – y el verde a Ally – que significa la fuerza de su talento – y cuando ambos colores se mezclen será porque hay un cambio en la vida de alguno. Finalmente las tonalidades de blanco y negro representarán paz – blanco – y lo que la dispersará – negro -. 

Dentro de la narrativa del film se encontrará la disyuntiva que los artistas en ascenso tienen que pasar, la cual es el cuestionamiento – típico por los seguidores – del “artista vendido”, aquel que dejó de lado su núcleo que lo hizo quien es, por un molde pre fabricado para alguien que venda muchos discos – una discusión muy parecida a la de la película Begin Again que ya comentamos en esta plataforma –, y además nos pone en los zapatos del artistas que decide hacerlo, pero sin la intención de lanzarle piedras ni culparlo por ello, pues muchas veces va más allá de una simple ansia de fama. Esto será representado por el increíble soundtrack de la película que irá desde guitarras eléctricas hasta lentos planos hacia el final del film.

Esta película se encuentra – en mi perspectiva – en un pedestal del cine contemporáneo, pues como mencionaba anteriormente, es una clase en si misma de cine, tanto en sus aciertos, como en sus fallos, y es que es innegable que cuenta con un serio problema de ritmo en su segunda mitad, ya que todo comienza a pasar muy rápido y se pierde de alguna manera el vínculo con algunas problemáticas. Además, Cooper comete el error – entendible por ser su primer film – de aferrarse a planos que se ven bien, pero no aportan a la trama, esto pasa cuando te gusta mucho un plano o cuadro – porque para ti como creador significa mucho o porque costó hacerlo – y no se quiere prescindir de él, manteniéndolo a pesar de ser un contra punto a la hora del montaje.

Para terminar, te invito a que veas esta película, es de esas joyas que llegan de vez en vez y que pueden retratarte a ti mismo sin la necesidad que tengas una vida como la de los personajes, pues los sueños, el amor, y la soledad es algo que nos pega a todos por igual. En este análisis me faltaron palabras para

hablar de todo lo que toca la cinta, pero si decides verla, verás temas tan profundos como la soledad, traumas, adicciones y falta de figuras paternas, y quizás te puedas sentir acompañado y puedas encontrar consuelo en una historia que como la vida, es imperfectamente perfecta.

Te dejamos el trailer de la película para que te motives a verla:

admin

admin

comentarios

Comentarios

Posts relacionados

Posts

Columnas de opinión

Trending