Brote Digital – Universidad de Chile

Síguenos:

isis-soní-FOTO01-AFP

La práctica de la barbarie: ISIS una amenaza vigente

Medio Oriente nunca ha sido exento del ojo crítico de otros países. Incluso, ni siquiera entre ellos. Tenemos el conflicto geopolítico entre Irak y Arabia Saudí; Turquía y los kurdos; La crisis en Siria, que dejó más de 250.000 muertes y cuatro millones de refugiados; entre otros conflictos. Sin embargo, hay un movimiento que sigue estando patente y que no ha pasado de ser percibido: El Estado Islámico de Irak y Levante (o por su abreviación en inglés: ISIS).

Y no es de sorprenderse, si el 10 junio del año 2014 el mundo contempló un hecho insólito: un pequeño grupo yihadista —el mismo ISIS cuenta que no eran más de 300 combatientes. No obstante, Patrick Cockburn, corresponsal de prensa, explicó que eran 1300 militantes— entraban de manera sanguinaria a la ciudad de Mosul, la segunda ciudad más importante de Irak. Lo que más sorprendió fue el hecho de ver cómo cerca de 20.000 soldados iraquíes huían atemorizados, con el fin de no caer en las manos de aquella milicia.

Luego de la batalla, se demostró los actos barbáricos de ISIS: crucifixiones para los herejes, degollamiento y ablaciones en las niñas para inhibir cualquier posible deseo sexual. Algunos insurgentes utilizaban la siguiente justificación, “nosotros luchamos por Alá, ellos por dinero y por otras cosas en las que realmente no creen”. No obstante, surgen las preguntas ¿cómo surgió este movimiento?; ¿en qué se basan?; entre otras incógnitas.

EL NACIMIENTO DE ISIS

El Estado Islámico nace bajo el alero de Al Qaeda (La Base), dirigida por uno de los terroristas más buscados Osama bin Laden. ISIS—en esos tiempos conocido como Estado Islámico en Iraq (ISI)— seguía las órdenes de bin Laden, ya que se vieron inspirados por el atentado a las Torres Gemelas, hecho ocurrido el 11 de septiembre del 2001.

Sin embargo, este amor se ve disuelto cuando muere Osama bin Laden y asume Ayman az Zawahiri. Az Zawahiri no representaba el carisma que se necesitaba, por lo que Abu Bakr el Baghdadi, el año 2014, se autoproclamó como “Califa”—sucesor del profeta— y todos los musulmanes lo debían respetar como líder supremo.

Ayman az Zawahiri no respetaría esto, “no reconocemos este Califato y no consideramos que haya sido proclamado de acuerdo con las normas proféticas. Bien al contrario, se trata de un emirato que pretende hacerse con un poder que está totalmente injustificado”, explicó él. Esto sería el comienzo del quiebre entre Al Qaeda e ISIS.

El Baghdadi quiso ser benevolente con Al Qaeda, por lo cual le ofreció a az Zawahiri un lugar importante en ISIS si estos lo aceptaban como Califa. No obstante, la respuesta fue un tajante rechazo. Baghdadi en sus últimas palabras expresó, “si tengo que elegir entre la ley de Alá o la ley de az Zawahiri, elijo la ley de Dios”. De esta manera, se vio roto el lazo entre ISIS y Al Qaeda, creando un conflicto entre estos dos. Ahora, surge otra incógnita, ¿quién fue Abu Bakr el Bgahdadi?

EL AUTOPROCLAMADO CALIFA

Ibrahim Awwad Ibrahim Ali al-Badri al-Samarrai—más conocido como Abu Bakr el Baghdadi— es nominado como uno de los hombres más peligrosos del mundo, según la revista estadounidense Time, y segundo en el diario francés Le Monde. Desde pequeño fue alguien muy tímido, solitario y miedoso, ya que huía de cualquier tipo de violencia. Mas siempre se vio interesado en estudiar religión y durante una década vivió junto a una pequeña mezquita del barrio humilde de Tobchi.

Llegó a obtener un doctorado en estudios islámicos por una universidad de Bagdad. Nadie pensó que un joven solitario y estudioso, que solamente llamaba la atención por su capacidad elocuente al leer versículos del Corán, llegara a ser un líder de un movimiento terrorista.

Su actividad yihadista comenzó con la invasión estadounidense en Iraq en el año 2003. Baghdadi empezó como jefe del departamento religioso de una pequeña milicia, siendo encarcelado en el año 2004 por las fuerzas de Estados Unidos. Hisham Hashimi, experto iraquí, afirma que fueron las influencias de su estancia en la cárcel de Camp Bucca lo que desató su radicalización. Hashimi incluso asegura que, “el Baghdadi no era tan cruel o extremista antes, solo quería luchar contra las tropas estadounidenses”.

LA BASE IDEOLÓGICA

ISIS consiguió algo que no muchos movimientos han conseguido: unir a distintas religiones e ideologías para su profundo rechazo. “Son unos bárbaros”, “son enfermos sicópatas”, “antes los locos estaban en el manicomio, hoy en ISIS”, “son unos depravados sexuales”, son algunas de las frases dirigidas a esta ideología. Empero, ¿el caso de ISIS será un empecinado fanatismo o existirá una base teológica para justificar estas atrocidades?

Antes de continuar en la historia, es necesario explicar las dos ramas principales del islam existentes: los chiitas y los sunitas. Estos bandos surgen por la muerte de Mahoma. Con la muerte del profeta, era necesario saber quién seguiría los pasos de este. De esta forma, se dividen en dos sectores, el chiismo defendía que Alí, primo y yerno de Mahoma, debía ser el próximo profeta, debido a su conexión sanguínea con el profeta; mientras que los sunitas defendían la transición, o sucesión, para elegir al líder. el mecanismo era a través de los miembros más antiguos, ya que ellos resguardaban la tradición «Sunna”. Explicado esto, ISIS se asemejaría más a la rama sunita.

De esta manera, también existe la presencia de una supuesta base religiosa llamada “Sharía”. El Sharía es el cuerpo del derecho islámico, inspirado por el Corán, el Hadiz, el Ijma y el Ijtihad. No obstante, existe un libro llamado “la práctica de la barbarie” o “la gestión del salvajismo”, publicada en el 2004, por una persona que utilizó el seudónimo de Abu Bakr el Naji.

EL MEIN KAMPF DEL ESTADO ISLÁMICO

La práctica de la barbarie es el libro que servirá como guía para las brutalidades del Estado Islámico. Este libro “santifica” la violencia, alaba a los asesinos e intenta justificar los exterminios más cruentos, al asegurar que “pueden llegar a ser un instrumento muy eficaz para cambiar la realidad”.

En este texto, que sería leído de manera denodada por sus seguidores, se habla de la visión de levantar un califato con base territorial. Califato que, incluso, se volvió realidad una década después de su fecha de publicación.

Este libro es el ADN ideológico de ISIS, tener que “masacrar al enemigo, llevarlo a que sea prisionero de su propio pavor”, son discursos que se pueden encontrar. Además, esto se ve defendido con un simple dicho “esta es la naturaleza de la guerra”. Además, se condena cualquier hecho de benevolencia o compasión con los infieles, “la debilidad es la base del fracaso. Si no somos violentos en la Yihad y la lástima se apodera de nosotros, perderemos nuestro poderío”.

Podemos ir más allá. ISIS, en vez de ocultarlo e intentar desconocerlo, llegaron a levantar todo un mecanismo propagandístico destinado a compartirlo con todo el mundo. Asimismo, ellos demostrarían que rompieron toda humanidad, convirtiéndose en verdaderos monstruos dignos de temer.

Reflexiones finales

Con esto, logramos visualizar que grupos como estos nacen a través del fanatismo ideológico. Son capaces de efectuar atrocidades en nombre de su Dios e incluso lograron crear una estigmatización hacia los musulmanes, siendo estos discriminados por los países de occidente. Lo que genera otra pregunta es «¿por qué sigue siendo recordados?». La respuesta es porque el mismo gobierno iraquí ha discriminado a los sunitas, lo que genera un resentimiento hacia el gobierno y, por ende, que más personas se unan a estos movimientos terroristas.

Esto se ve reflejado en el bombardeo que sufrieron los ciudadanos iraquíes por su gobierno, con el fin de «atacar a ISIS». No obstante, solamente murieron civiles. En conclusión, podemos asegurar que el Corán fue utilizado para crear un exterminio y el poco apoyo hacia los ciudadanos creó un rencor dirigido a su gobierno. Esta es una brevísima historia sobre el Estado Islámico: los genocidas de la modernidad.

admin

admin

comentarios

Comentarios

Posts relacionados

Posts

Columnas de opinión

Trending