Brote Digital – Universidad de Chile

Síguenos:

Screen-Shot-2019-04-29-at-10.55.29-AM

Plasma convaleciente: ¿Una poderosa terapia?

Revuelo ha causado el uso de plasma como tratamiento en Estados Unidos. La medida fue autorizada el reciente domingo por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA), para los pacientes con COVID-19. Sin embargo, son varios expertos que argumentaron que esta técnica no ha sido lo suficientemente probada.

Si bien, la terapia ya estaba siendo probada con unas 70.000 personas en EE.UU, la polémica se generó cuando la FDA comunicó que los ensayos clínicos iniciales indican que el tratamiento es seguro y efectivo, autorizando su aplicación. Esto después que el presidente Trump haya acusado al organismo de dificultar el uso de vacunas y/o terapias experimentales, «por razones políticas».

¿Qué es el plasma convaleciente?

El plasma es una parte de la sangre que se obtiene al retirar los glóbulos rojos, glóbulos blancos y otros componentes. Este compuesto está conformado por agua, sales, proteínas y anticuerpos, utilizado para tratar a personas con deficiencias del sistema inmune y otros trastornos.

Ahora, se cree que las personas que se han recuperado de coronavirus cuentan con los suficientes anticuerpos almacenados en el plasma, con el fin de tratar a los pacientes que siguen luchando contra la enfermedad. Esto deja en la intriga, ya que no se sabe si es realmente efectivo el plasma convaleciente o no.

¿Funciona el tratamiento?

Si bien los primeros resultados parecían prometedores, no se cuenta con ensayos aleatorios que demuestren su verdadera efectividad. Por lo cual, es cuestionable la decisión que tomó la FDA, concluyendo que la terapia es segura después de revisar los resultados de 20.000 pacientes que han recibido el tratamiento.

La agencia indicó que los resultados preliminares sugieren que el plasma puede reducir la letalidad y mejorar la salud de los pacientes, si se administra durante los primeros tres días desde que son ingresados en el hospital. El organismo también afirmó que las personas menores de 80 años que no se encontraban conectadas a un respirador, y recibieron el plasma con altos niveles de anticuerpos, fueron los que mayormente se vieron beneficiado con el tratamiento. Esto último se debe, ya que, un mes después del tratamiento, los pacientes mostraron una tasa de supervivencia de un 35% mayor que quienes recibieron el plasma con un nivel menor de anticuerpos.

Sin embargo, recientemente, cuando se supo que la FDA estaba considerando autorizar el uso de la terapia, un grupo de altos funcionarios de salud estadounidenses expresaron que los datos que se tienen hasta ahora sobre el plasma convaleciente son demasiado débiles, y que es necesario seguir estudiándolo para probar su efectividad.

La carrera por una vacuna

Son varias potencias que luchan de forma desesperada por encontrar la vacuna y así frenar la actual pandemia que sigue afectando al mundo. Actualmente, se cuenta con 36 vacunas registradas para ensayos clínicos en todo el mundo y otras 140 en etapas avanzadas. No obstante, realmente son siete empresas las que llevan un trabajo bien adelantado, estas son las que son producidas por Moderna (EEUU), Johnson & Johnson (EEUU/Israel),  Sinovac Biotech (China), Pfizer/BioNtech (EEUU/Alemania), AstraZeneca (Reino Unido), Sinopharm (China), y CanSino Biologics (China).

Esta competencia no solo es por la necesidad de encontrar y tener pronto vacunas eficaces, sino también por ser el primero que llegue a la meta. Esta competencia solo se puede comparar con la carrera espacial que existió durante el periodo de guerra fría. Pues, sin duda alguna, la vacuna traerá enorme prestigio y beneficios económicos a las corporaciones que lo logren.

admin

admin

comentarios

Comentarios

Posts relacionados

Posts

Columnas de opinión

Trending